Acupuntura Médica

La Acupuntura (del latín acus: aguja, y pungere: punción) es una técnica de  la Medicina Tradicional China que trata de la inserción y la manipulación de agujas en determinados puntos del cuerpo con el objetivo de restaurar la salud y el bienestar en el paciente.

La definición y la caracterización de estos puntos está estandarizada actualmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) mediante una nomenclatura que agrupa a las grandes escuelas tradicionales de la Acupuntura.

La Acupuntura es originaria de China, posee unos 5.000 años de antigüedad y experiencias y es, posiblemente, la práctica más comúnmente asociada con la Medicina Tradicional China, la cual está muy influenciada por su filosofía, sobre todo por los primeros conceptos filosóficos que aparecieron en Oriente, Taoísmo, Budismo y Confucionismo principalmente.

Actualmente la Acupuntura es ofertada como prestación sanitaria dentro de los sistemas nacionales de salud en China, Vietnam y Cuba. En España no figura en la cartera de servicios de la sanidad pública, sin embargo en ocho hospitales de Andalucía (en Granada, Córdoba, Cádiz y Málaga) cuentan ya con médicos acupuntores adscritos a las unidades del dolor y en dos hospitales en Cataluña (Santa Tecla de Tarragona y el Hospital de Mataró) también tienen programas en periodo de pruebas.

La confianza en la clase médica con respecto a esta técnica es cada vez mayor, de hecho, se estima que ya 3.000 doctores la practican en nuestro país, y prueba de ello es que la mayoría de los Colegios de Médicos incluyen secciones o asociaciones de facultativos que ejercen la acupuntura.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que la acupuntura sólo debe realizarse bajo supervisión de un médico titulado que haya cursado estudios superiores en Acupuntura. Según esta misma organización, dada la “acción reguladora” de la acupuntura, es difícil establecer contraindicaciones absolutas para esta forma de terapia.

Se puede decir que, bajo la supervisión de un profesional, la Acupuntura carece de efectos secundarios tan frecuentemente vistos en los tratamientos médicos convencionales.

La Acupuntura actúa sobre el organismo de una forma global o integral afectando al conjunto físico-psíquico y, además, intenta averiguar el origen de la patología o enfermedad sin conformarse con mejorar únicamente el síntoma.

El tratamiento con Acupuntura resulta efectivo y carece de la toxicidad de los medicamentos químicos. Además disponemos también de otros tratamientos para aquellas personas a las que por diferentes motivos no se les pueda realizar Acupuntura, éstos consisten principalmente en remedios con plantas medicinales o Fitoterapeúticos, medicamentos Homeopáticos, Oligoterapia y Nutrición Celular Activa, todos ellos con una visión integradora de Salud.

A continuación os muestro una lista de patologías susceptibles de ser tratadas con Acupuntura u otras terapias alternativas. He diferenciado entre niveles físico y psíquico para que os hagáis una idea de las grandes aplicaciones que tiene la Acupuntura.

Indicaciones principales:

A nivel físico:

  •  Dolores de cabeza (ya sean cefaleas de tipo tensional o migrañas)
  •  Dolor dental o de muelas (flemón)
  •  Cervicalgias – tortícolis
  •  Dolor de hombro – tendinitis del supraespinoso
  •  Dolor de codo –  epicondilitis y/o epitrocleítis
  •  Dolor de muñeca o mano – síndrome del túnel carpiano – rizartrosis
  •  Ciáticas – lumbalgias
  •  Dolor de rodilla – esguince ligamentoso
  •  Esguince de tobillo
  •  Dolor agudo por traumatismos, golpes, caídas….
  •  Cansancio general o fatiga
  •  Dolor / Ardor de estómago (gastritis)
  • Alteraciones hepáticas, transaminasas elevadas…
  • Opresión torácica, sensación de plenitud en el pecho
  • Asma
  • Alergias
  • Dermatitis atópica, psoriasis, eczemas…
  • Fibromialgia
  • Desarreglos hormonales femeninos, síntomas de la menopausia, síndrome premenstrual…

A nivel psíquico:

  •  Trastornos del estado de ánimo, depresión
  •  Ansiedad, estrés
  •  Inseguridad, miedos…
  •  Insomnio

 

Comments are closed.